domingo, 26 de mayo de 2013

Fingida ignorancia





Ignoró lo que le decían los voceros
padeciendo miopía en las entrañas;
espécimen oriundo de esta España
nació y vivió solo para contar dinero.
Hombre sin Dios reciclado en usurero
decía ignorar lo que pasaba fuera
agarrado febrilmente a su cartera.
Hoy, don Pedro revestido de mortaja,
envuelto con su ruán en una caja
se marchará sin alma ni frontera.


(de “Las Siete Revueltas” – 2011)

1 comentario:

Jose Luis dijo...

Sigo disfrutando de ese magnífico poemario tuyo, "Las siete revueltas". Me gustaria tenerlo y dedicado por tí, amigo. Un abrazo.