viernes, 19 de septiembre de 2014

Septiembre





Un Cine de Verano que concluye
con la calor llamada del membrillo.
La risa cantarina  de un chiquillo
que el alma en su alegría no rehúye.
Un tiempo real que, ya cansino, fluye
entre la seca teja sin agua de los cielos.
Besos perdidos  -sin playas ni luceros-
que, al revivir la luna en lontananza,
es una brisa que recupera su templanza:
¡un nuevo transitar por veredas y senderos!


(de “Tiempo de Incertidumbre -2013)

1 comentario:

Jose Luis dijo...

¡Cuántos de esos septiembres que cantas hemos vivido! Hermosa ciudad la que trasluce ese bellísimo poema, tiempo de paso entre estaciones y emociones. Un saludo.