lunes, 1 de septiembre de 2014

Vuelta a empezar




Uno de septiembre o lo que es lo mismo: un nuevo periodo a cubrir en una Ciudad donde todo empieza y acaba de manera simultánea.  El ciclo de la vida cubriendo las horas y los días disfrazado de momentos de gozos y penas. Agosto en lo personal me ha resultado bastante rentable y satisfactorio. He reordenado y archivado en el vientre de mi ordenador un montón de apuntes de Flamenco que tenía dispersos. Fruto y consecuencia laboriosa  de mis largas estancias de antaño en Archivos, Bibliotecas y Hemerotecas. He reunido poemas escritos en lo sitios y las formas más diversas. Les he cortado de raíz sus largas y placenteras estancias  en cajones y carpetas. Notas dispersas sobre Sevilla en su añorado pasado y también en referencia a su incierto presente.  No me he movido de la Ciudad a pesar de las invitaciones de algunos familiares y amigos para hacerlo. No quería  romper mi neurótica condición de sevillano sedentario. He visto mucho cine en sesiones matinales y he visitado con bastante frecuencia los jardines del Alcázar. La lectura me ha acompañada cada día y han sido unos cuantos los libros devorados y, sobre todo, disfrutados. He procurado beber menos cerveza que otros veranos (años cumplidos y barriles consumidos se llevan más bien regular).  He terminado de escribir los “Cuentos de Azotea” (doce relatos cortos) de los cuales cinco ya colgamos el pasado julio en el Blog.  Hasta completar los doce colgaremos uno nuevo el último día de cada mes. En agosto falleció de ébola el sacerdote-misionero don Miguel Pajares, un ejemplo digno y palpable de que se hace camino al andar.  Nos dejó Lauren Bacall una de las grandes, muy grandes, estrellas del  desaparecido, añorado y dorado Hollywood de antaño. También, en clave cinematográfica, murió Robin Williams un grandísimo actor al que parece ser la vida –la suya- le resultaba tan asfixiante como insoportable.  A los noventa y dos años de edad se nos fue el periodista Antonio Colón (padre de Carlos Colón) uno de los mejores críticos de cine que ha dado nuestro país.  En fin no solamente es que sea verdad que no somos nadie sino que algunos lamentablemente ya ni siquiera son. A las monjas agustinas del Convento de San Leandro la FEB les regaló una canasta y veinte balones de baloncesto. Entre yema y yema no está nada mal encestar de vez en cuando. A nadie le amarga un dulce y mucho menos un triple. Dios puede estar entre los pucheros y también, como no, en la NBA o en la ACB.  Dentro de unos días empezará en Sevilla una nueva Edición de la Bienal de Flamenco. Concretamente será la XVIII. Estamos, a que dudarlo, ante el mayor acontecimiento mundial del Flamenco. La Bienal, a pesar de agoreros, resentidos y zancadilleros, sigue avanzando imparable y ya está consolidada como uno de los grandes eventos de la Ciudad.  Sevilla tuvo que ser con su lunita plateada. ¿Dónde iba a ser si no? El próximo día 21 empezará el Triduo a la Virgen de la Merced y las palomas del Salvador empezarán a soñar con posarse de nuevo en la Rampa.  Agradecer, a pesar del cierre temporal, a los que habéis seguido visitando  el Blog.  Nos gustaría creer que esto que hacemos aquí tiene alguna utilidad y que puede servir para vertebrar a un pequeño (pero selecto) número de sevillanos en torno a los sentimientos y la reflexión.  Ahora, cuando ya casi todos estamos aquí, es de verdad cuando se pone en marcha este carrusel de los sueños (y no pocas veces de pesadillas) de nuestra querida Ciudad.  Todo volverá a renacer y nos llevará por las veredas de los olivares del Aljarafe y los laberintos sentimentales de la memoria hacia otro nuevo Domingo de Ramos.  Bien es verdad que no solo de cirio vive el sevillano pero… ¡hay tanta verdad en el llanto de una vela!  Se consume como la propia vida: lenta pero inexorablemente.
Sevilla es una Ciudad hecha para la poesía y la belleza donde históricamente casi siempre reinó la sinrazón. Ella, la Ciudad, quiere que miremos hacia delante y nosotros nos empeñamos siempre en mirar hacia atrás.  Saberla defender en el día a día debe –o debía- ser una de nuestras tareas principales. De nuevo vuelta a empezar hasta que quien mora en San Lorenzo disponga. Hoy, ya estamos a uno de septiembre del 2014.

1 comentario:

Jose Luis dijo...

Fabuloso en esta reentrada, vendrán mejores, seguro. Un saludo.