sábado, 14 de julio de 2012

Carta abierta a doña Andrea Fabra Fernández



Excelentísima señora (discúlpeme si el tratamiento que le doy no es el correcto pero ignoro como se debe llamar a los Diputados. Tampoco es cuestión de reproducir como los llaman a vuestras señorías la gente de la calle): El pasado jueves día 12 de julio provocó vuestra señoría un incidente que ha conseguido con su propagación que “ardan” las redes sociales. Por iniciativa del PP, con don Mariano a la cabeza, se aprobaron una serie de medidas restrictivas que a la postre han significado los mayores recortes sociales de toda la historia de nuestro último periodo democrático. Sobre la importancia de las mismas, y el grave descalabro que van a provocar entre los más desfavorecidos, mejor no insistir por ser ampliamente difundidas (y contestadas). Cuando se terminaron aprobando estas impopulares medidas la bancada de su Grupo aplaudió sin reservas (¿). Pero vuestra señoría lo hizo de manera más que entusiasta añadiendo un elocuente: ¡Que se jodan! Luego, ha intentado en vano a arreglar el exabrupto, comentando que el mismo iba dirigido a los Socialistas que no paraban de “dar la tabarra”. Me han dicho que vuestra señoría es Diputada por el PP de Castellón y que su excelentísimo padre es don Carlos Fabra Carreras, Jefe de los Populares en la citada provincia y, expresidente de la Diputación. También que por allí se ha construido un Aeropuerto donde, para ser completo, solo falta que aparezca por sus pistas un solo avión. Vuestra señoría, si me permite la observación, no ha sido nada original a la hora de defenderse. “Mis palabras han sido interesadamente tergiversadas por los socialistas y sus medios afines”. “Yo respeto mucho a los 5.000.000 de parados”. Bueno, disculpe, pero ya son 6.000.000 (vosotros habéis aumentado considerablemente el “taxímetro” de parados que os dejó el felizmente amortizado Zapatero). Nada nuevo bajo el sol de una España que ya no tiene ningún asidero político donde agarrarse. Pero quede vuestra señoría tranquila que en este sufrido país, pase lo que pase, nadie dimite nunca. Si usted fuera alemana o francesa estaría de inmediato en la cola del Paro. Entonces comprendería vuestra señoría la diferencia entre: ¡Qué se jodan! y, ¡Nos están jodiendo todos los días! Tranquila que aquí nunca pasa nada. Su Partido, como también hacen los demás, la apoyará incondicionalmente y culpará a los “malintencionados” de haber desvirtuado sus palabras. Como persona, le queda una última oportunidad de resarcirse que estoy seguro no la va a utilizar: pedir disculpas sin cortapisa a los que le pagan sus emolumentos. El país arde, doña Andrea. El país está ardiendo, señora Fabra. Fundamentalmente, por las perolas de aceite hirviendo que los suyos les están tirando desde lo alto de las colmenas. Es más que evidente que la herencia recibida ha sido demoledora, pero también resulta palpable que vuestra gestión política está encaminada a empobrecer aún más a los pobre (pasando de largo por la puertas de los ricos). ¿Demagogia? Coménteselo a los que nada pueden perder porque ya todo les ha sido arrebatado. Existe un Ministro que pasará a los anales de la Historia por el famoso: “Manda huevos”. Vuestra señoría corre un riesgo más que evidente de ser recordada por el: ¡Que se jodan! Espero que sepa disculpar mi atrevimiento al dirigirme a vuestra señoría –posiblemente con un protocolo inadecuado- sin pertenecer a su demarcación política.

Mis respetos a su excelentísimo padre y, desde Sevilla, un fraternal abrazo al hermoso y querido pueblo de Castellón (¿ya no es de la Plana?). Solo desearle toda clase de venturas en su gestión política. Los “jodidos” de este país sabremos agradecérselo. Sin más por la presente y deseando que Dios la guarde muchos años (y sobre todo a nosotros) le reitero mi consideración más distinguida. En Sevilla, Ciudad del Paro y por tanto de los “jodidos”, un sábado cualquiera, de una semana cualquiera, de un mes cualquiera del Año del Señor del 2012.

2 comentarios:

José Manuel dijo...

Bien, si señor.

Anónimo dijo...

No me imaginaba que se dejara llevar por la manipulación partidista en este asunto. Ha existido otros episodios del mismo talle, pero de diferente color politico y el cual no habló. ¿Por qué? porque no lo dijo la Secta TV, porque no lo dijo CanalPSOEsur.
¿Usted a escuchado perfectamente a ella decirlo en ese preciso momento?

No seamos inquisidores con la tea ardiendo y quememos a la gente ante de saber la verdad. Ella podrá ser culpable de mal comportamiento en su trabajo, pero ¿solo ella? ¿Los demás son santitos y no dicen nada? ¿o es porque no lo sacan los medios de comunicación sectarios del partido?
Usted ya es mayor para caer en la trampa de la confrontación entre hermanos, por culpa de unos seudo-periodista llenos de babas de odio.